Primer día

Llegó el gran día, y sin duda agradecida a la tecnología por la posibilidad no solo de ojear sino de participar en la distancia con una visión global que me permite perspectiva, lejos de la acción, las piedras y también el frío. Algo que sin duda hoy me sentaría mucho mejor que tanta intelectualidad pasiva.