Materiales,  News

Tejidos y materiales para espacios rústicos.

Un tejido o popularmente conocido como tela​ es un tipo de material ancestral que acompaña al hombre desde el origen de sus tiempos, no solo como elemento de protección en el atuendo sino también y especialmente en otras culturas y civilizaciones ancestrales para revestir o pavimentar edificaciones.

De todos los materiales que hemos trabajado, estudiado o diseñado el tejido es el que en menor caso hemos tenido en cuenta para la rehabilitación o en interior de un espacio, y si lo hemos tomado en cuenta casi siempre ha sido como un elemento de detalle o de decoración.

Pero ahora nos plantea esta posibilidad como una opción válida en la rehabilitación rústica, las bondades de función y de uso que este material pudiera ofrecer aunque a priori no es algo que la arquitectura tradicional local y pobre haya mantenido, pero que seguro vistieron grandes muros de castillos y palacios, ya que son indiscutibles soluciones tanto para la temperatura, el confort y la visión estética que aporta el producto a través del color y el diseño.

Un tejido es el género o material resultante obtenido en forma de lámina generalmente enrollable más o menos resistente, elástica y flexible de fácil transporte, mediante el cruzamiento y enlace de una serie de hilos o fibras orgánicas y sintéticas de manera coherente al ser entrelazados o unidos por medios mecánicos o incluso manuales y artesanos.

La palabra tejido, ya tenía incorporada la x de serie, tiene el significado de «tela, lienzo» y viene del participio (-ido) del verbo «tejer» y este del latín texere = «tejer», sin ser muy avispados otras palabras como texto, tienen la misma raíz, será porque …

TEXER. TEXER. v. a. Formar con la trama, y urdiembre la tela en el telar. Es del Latino Texere, que significa lo mismo entrelazar, tramar.

En el neolítico se comenzó a hilar parece ser para uso de ropaje, el lino para el verano, y la lana para el invierno, —el huso, la rueca y el telar son inventos del neolítico, pero también las tiendas o haimas, alfombras, cortinas o tapices y otras formas textiles tomaron poco a poco la escena de la habitabilidad de muchas civilizaciones y culturas a lo largo del planeta. Inicialmente se realizaron con materiales que provienen de la naturaleza tanto de fuentes animales como la lana y la seda, como fuentes vegetales como el lino, el cáñamo, el ramio y el algodón. De hecho el ingenio humano se focalizó en algo relativamente fácil e intuitivo de crear donde lo más destacable era conseguir crear una trama determiada y para ello disponer de un hilo que lo permita.

Vamos a reflexionar sobre posibles aplicaciones y os lo contaremos todo, aqui os dejamos algunas fuentes para los que quieren encontrar respuestas por ellos mismos.

LIBRO y VIDEO

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.