Suelos,  Técnica

Suelos o techos de cañizos

Es habitual encontrar esa material en toda la geografía peninsular en el techo, y cuando los encuentras en el suelo, aún te da más información del verdadero valor constructivo de ese material natural.

La búsqueda forma parte de la esencia de este proyecto, y mola 😉 haciendo un guiño al nombre del proyecto.

Hemos encontrado este interesante documento de www.voltes.coop

L´ús de la canya a l´arquitectura tradicional

Para tranquilidad mía después de encontrarnos finalmente de cara a cara con el techo del «celler» o bodega, este encuentro me ha ayudado a darle perspectiva al asunto, y sobretodo a recordarme, porque decidí hacer este proyecto: «Para disfrutar del camino.»

Pues allí está debajo de tres plantas que obvio se sostienen una sorpresa inesperada a ese nivel de tierra, el techo del celler, y por lo tanto el suelo de la planta baja construida de cañizo / caña o Arundo Donax

Como todo en un proceso de rehabilitación, escribir este artículo me ha costado dos días de no entrar en pánico, obvio por el descubrimiento, y la verdad es que aun no lo he visto personalmente pero me da muy buenas vibraciones disponer de una semi cueva en casa hecha de piedra, barro y ahora caña. Todo ello tiene el aspecto natural que estaba buscando, la caña es un polímero natural de glucosa que forma fibras resistentes a un esfuerzo de tracción equivalente a 100.000 kp/cm2, más o menos un hormigón según calidad tiene entre 150.000 a 400.000 Kp/cm2, una madera de roble 125.000 kp/cm2 para tener una comparativa.

Seguramente su buen estado responde no solo a la característica natural de la caña que tiene una composición de un 70% de sílice lo que la protege de la putrefacción sino también de la temperatura de ese espacio semi-enterrado. Relativamente estable y fresco a juzgar por las «tinajas» de aceite o vino, siendo el Priorato su ubicación posiblemente vino, que allí se encuentran.

suelo de cañizo


Lo que parece obvio es que entre las viguetas de madera lo que hay es un tejido de cañizo, es decir una estructura de fibra vegetal entrelazadas dispuestas con una capa de yeso superficial como muestra a la imagen, y asi como en la segunda planta si ví un desprendimiento en una parte del suelo, aquí en cambio están intactas en toda la superficie. Lo extraño es que habitualmente se utilizaban para techos o forjados que tuvieran que soportar poco peso. Encima de eso forjado hay tres pisos más, y doy fe que los ´últimos que han sufrido algunas «reparaciones» ocasionales están en un estado bastante lamentable. Para poner un ejemplo de las intervenciones del tocho.

De ahí que los paletas me dijeran que la casa, retumbaba cuando dejaban caer un saco de material, espero que tengan la misma sensibilidad que yo con las cosas, seguro que si.

Tal vez me platee recuperar esa tradición, me dije a mi misma que aprendería tanto yo de la casa, como ella de mi., eso me parece apasionante. Y la de verdad porque estoy algo cansada de superficialidades, es decir de técnicas que laven la cara pero que lo que haya dentro, de igual.

No voy a tomar una decisión inmediata, voy a buscar opciones, especialmente porque hay algo en la forma de respirar de los edificios de nueva construcción que siento no es muy saludable, y el tema de la permeabilidad sigue interesándome mucho.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.