Materiales

HPL, CPL, melaminas …

Si has leído nuestro artículo sobre bases de tableros para muebles y construcción, este tema sería la segunda parte. Aquel trataba de la base y esta de lo que tocas, y nos dejaremos las lacas para otra ocasión aunque formaría parte de las técnicas de la piel sobre maderas.

¿Qué te gustaría tocar?

Todas las técnicas que se han desarrollado para mejorar la superficie de lo que tocamos en el caso que no se madera natural, y ese caso también eran tratadas. Es el origen industrial de los HPL, Melaminas y otros acabados, temas más técnicos pero igual de importante entender para el usuario, al que vamos dirigidos en el este blog.

Una melamina es seguramente la palabra más conocida a nivel de consumo, la más extendida también posiblemente y por ende más económica, es el LPL (Low Pressure Laminate). Varían según diferentes bases de tableros, aglomerados o mdf, y directamente por presión y calor se prensan junto a un / dos papeles Kraft dependiendo si tienen relieve o no, y un papel decorativo, y si es papel, pero impregnado. Ese papel de unos 70 – 100 gr aproximadamente se «remoja» en un largo túnel con resinas sintéticas termoendurecibles como urea-formaldehído (UF) y melamina formaldehído.

Lo que tocas es una superficie «cerrada» o sellada de tacto diferencial desde brillo a mate y con relieve sincronizado o no, o liso. Estas definiciones son detalles característicos de un sector pudiente que le encanta innovar a un sistema productivo muy costoso y con «poca» competencia de base que se ramifica ampliando un mercado donde el precio es el último nivel.

HPL o High Pressure Laminate, laminado de alta presión considerado muy duradero y resistente, tiene un proceso similar al anterior pero en dos pasos. Primero se prensa en papel con varios papeles Kraf ( de eso también depende la calidad) obtenido una lámina compacta de menos de 1 mm saturadas de resina fenólicas con un papel Overlay o capa protectora, que después se prensará con un sustrato ,base o panel. El proceso es más costoso, pero obtienes en realidad dos productos, uno de los cuales permite cubrir curvas, formas y otras aplicaciones en construcción mas complejas, y luego el tablero propiamente dicho.

No todas las melaminas por supuesto son iguales, lo mismo que el HPL puede ser diferente en función del fabricante.

Es importante mencionar la posición comercial de la marca FORMICA en el origen de esta tecnología, que tuvo en los sesenta un papel estelar pero diferente según las culturas de nuestros hogares. Fue inventada en 1912 por Daniel J. O’Conor y Herbert A. Faber mientras trabajaban en la compañía Westinghouse Electric Corporation, considerado en un principio un aislante térmico sustitutivo de la mica, de ahí el nombre. En los años siguientes, la compañía manufacturó aislantes y otros productos, como compuestos fenólicos, desarrollando su gama clásica de superficies laminadas desde finales de la década de 1920. Durante la Segunda Guerra Mundial, manufacturó hélices de avión de madera impregnadas en plástico. Después de la guerra, su uso técnico decayó, hasta cesar en 1970, en favor de los laminados decorativos y los usos meramente domésticos.

CPL o Continuous Pressed Laminates es otro tipo de camino para los tableros de nuestras casas y muebles y hace referencia más a la tipología de ejecución, procedimiento que al material. Se fabrican los tableros en prensas de doble banda de forma continua, y la presión es determinada de entre 30 y 70 bares a temperaturas de entre 150- 170º con espesores desde 0.2 hasta 0.5 mm. También conocido como laminado de media presión: MPL (Medium Pressure Laminate)

Cuando empecé en este mundo y me adentré en la sofisticación técnica de la industria, esta imagen fué la me permitió no perderme en el verdadero objetivo de lo que hacemos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *