Historia de la construcción

Horno antiguo bloomery

Un nombre extrañamente actual, por su tilde de naming, para una técnica fechada en la prehistoria como es la actividad de floración, de ahí el nombre en inglés, que se realiza de forma ancestral para fundir hierro.

Se cree, y se debe creer mucho, que la primera floración se creó alrededor del 3000 a. C. pero los que crearon esa técnica que parece ser trabajaban en el campo no sabían qué hacer con el hierro fundido, y que no fue hasta siglos después dentro de la misma era, hasta el 1200 a.C. cuando si se utilizó ese material no de extracción natural sino manipulado de una forma amplia. Fue entonces cuando en la Edad del Hierro que tampoco fue entonces cuando se conoció, pero si cuando se focalizó su explotación en gran parte posible debido a las capacidades de la floración.

Los restos de un horno protohistórico (*) empleado para la reducción de mineral de hierro, pirometalurgia en la mina La Pastora en Aliseda, Cáceres, junto a los primeros fragmentos de escorias de sangrado conocidos en Iberia, con edad cronológica 2130±30 BP (*Antes del presente (abreviado a menudo con las siglas AP y, en ocasiones BP —del inglés Before Present) nos aporta un testimonio muy interesante en la península de este tipo de actividad.

(*) La fase protohistórica en la península ibérica, se da en los últimos siglos del II milenio a. C. y la mayor parte del I milenio a. C., lo que corresponde con el Bronce Final y la Edad del Hierro.

Flor de hierro (fuente)

Parece ser que un horno de ese tipo, un bloomery, fue un estilo temprano de horno utilizado para fundir hierro que producían una sustancia porosa llamada flor ( bloom), que estaba compuesta de hierro y escoria , un subproducto del proceso de fundición que separaba los elementos metálicos de los no metálicos que procedía de vetas ferríferas encajadas en cuarcita contaminada por la descomposición de dichos minerales que requerían de combustible para su funcionamiento, posiblemente leña o carbón.

Durante esa era del hierro de la prehistoria se fabricaron herramientas como martillos y mandarrias, los cuales fueron instrumentos útiles para el forjado del hierro. No obstante, uno de los campos en los que más se utilizó el hierro, fue en la elaboración de armas de guerra como cuchillos, espadas, puntas de lanza, armaduras y cascos.

Sorprende de nuestro estudio de materiales que por ejemplo en la zona industrial encontrada en Almedinilla no hubiera ni rastro de este material, proceso u hornos en una domus de 1200m2 enteramente de barro y de piedra. Según las investigaciones arqueológicas, la Villa estuvo en uso entre los siglos I y VI de nuestra era, aunque señalan que pueda extenderse hasta el siglo VIII y ni rastro de dicho material, técnica o tecnología.

La historia de la siderurgia vasca

Euskal Herria ha contado desde la antigüedad con las tres condiciones necesarias para lograr hierro: minas y bosques y humanos capaces. Cuando posteriormente en la Era Moderna fue necesaria el agua para hacer funcionar la maquinaria, esto no fue un problema, debido a la inmensa cantidad de agua que corría por los ríos y arroyos de Euskal Herria.

El libro de la UPV/EHU en uno de sus capítulos sobre el área y dicha temática en el país vasco, ya lo denomina de forma epónima en, “The Basque bloomery furnace “Horno vasco”: new findings of a large iron smelting furnace and historical perspective” (El «Horno Vasco» de reducción directa: nuevos hallazgos de hornos de reducción de mineral de hierro de gran tamaño y perspectiva histórica).

(fuente) * interesante el comentario sobre un hallazgo y la negación de un antropólogo oficial

Estos hornos son de la edad antigua o ferrerías son cavidades parecidas realizadas en el monte, que han ido evolucionando pero básicamente eran profundas, verticales y redondeadas, más o menos de 3 a 4 metros de diámetro y hasta 6 metros de altura. Para extraer hierro que consiste en quemar madera y carbón vegetal en el monte, comenzaron a utilizar una especie de hornos consistentes en troncos carcomidos cubiertos de barro de un metro de diámetro y dos o tres de altura. Alternando carbón vegetal y mineral de hierro cubrían el horno, dejando un agujero por donde pasaba el aire necesario durante la combustión. ( fuente)

En la era moderna, los bloomeries han sido reemplazados por hornos industriales llamados altos hornos, industria pensada que acompaña o más bien dirige todos los sistemas de construcción actuales.

Usualmente, se considera la aparición de la escritura en Europa como el evento que marca el fin de la Edad de Hierro, dando así pie a la Historia cerrando la Prehistoria.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.