Espacios

Bodega o celler

Antes de diseñar un espacio que ya existente, interesa saber cuál era su función en la casa, y que se espera de una bodega al uso en una futura rehabilitación.

Es obvio por las dos barricas y la multitud de aros que se encuentran en este espacio es que allí estaba la bodega y que hacían vino. Seguramente también porque el Priorat es una zona árida, con suelo duro de pizarra y larga tradición vinícola. Así que esta parte no es un sótano habilitado, sino el corazón productivo de la casa, el celler.


Los orígenes de la explotación de la viña en esta zona se remonta al siglo XII y a los cartujanos venidos a refugiarse a Scala Dei.

Estos espacios aun privados son el mejor lugar del mundo donde guardar el vino

Por sus características constructivas, escasa iluminación, estos espacios están enterrados en tierra, la zona más subterránea de la casa, esta bodega es el lugar ideal para conservar este producto y seguramente por los ganchos y otros enseres algunos productos de subsistencia más, hace 80 – 100 años no todo el mundo disfrutaba de frigoríficos, y posiblemente ni los necesitaran.

Las paredes son gruesas (de piedra o ladrillo) diría que de las cuatro paredes rectangulares y simétricas hay un poco de todo. El suelo, aunque con mucho trasto por identificar todavía, también es de tierra y muy irregular. Es habitual que este tipo de construcción tenga estas características de subsuelo, para mantener si es posible los grados idóneos entre los 10 y 15 °C de temperatura que conserva el vino. Este tipo de espacios tienen también que evitar cualquier filtración de agua para mantener los ideales aprox. 75º grados de humedad, por ello la ventilación también se trata de un aspecto muy importante a tener en cuenta, algo que no se ha mantenido controlado, todo ese tiempo que la casa ha estado deshabitada, aprox. unos 40 años.

Visto para lo que estaban hechos estos espacios, la pregunta es para que lo quiero yo.

A pesar del romanticismo de la producción de vino, creo que es algo para lo que no estoy llamada, de momento. Pero en cambio tener un espacio en el subsuelo me parece una gran opción para guardar otro tipo de alimentos. La acción de guardar alimentos en una bodega es un arte, estas son algunas de las cosas que he aprendido. La duración del almacenamiento de los productos depende en gran medida de la temperatura. Las condiciones ideales cuando soportado dentro 2-5 ° C (no más de 7 ° C) a una humedad 80-90% y nada de corriente de aire.

Por ejemplo las verduras destinadas para el almacenamiento a largo plazo en la bodega no deben lavarse. Preliminares se limpian con un cepillo del suelo. Las raíces, en particular, zanahorias, apio, remolacha, se sienten bien en un sótano fresco y húmedo. Pero no deben almacenarse en el piso, sino en una rejilla de madera.

Creo que principalmente voy a hacer por arreglar el espacio y luego voy a intentar sacarle el máximo partido. También el laundry podría estar allí, y la calefación ( en el caso de que la haya). Además me comenta mi hijo que prefiere tener un acceso desde dentro de la casa, lo que significa que podría crearse un acceso más, o diseñar un combinado, que pueda practicarse por dentro y por fuera.

El principal problema es el techo del celler, o el suelo del primer piso que extrañamente es el único todavía de cañizo de la casa. En muchas partes aun se mantiene pero en otras está empezando a ceder por la humedad del yeso.

Otra buena noticia es la perfecta conservación de vueltas de ladrillo y los dos pilares, las vigas de madera aun que obvio aguantan creo merecen una buena revisión.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.